martes, 11 de julio de 2017

Los NIÑOS y la POESÍA de Nicolás Guillén




En un curso de Lengua Creativa que realicé en la Escuela de Verano de Madrid en los años 80, nos presentaron la obra de Nicolás Guillén. y conocí una poesía  diferente a todas las que había leído antes.

Me imaginaba a los niños jugando con  los poemas, inventando otros, desordenando los versos, recortando las palabras y colocándolas aleatoriamente y ¿todo esto para que?, para querer y entender mejor nuestra la lengua castellana.

A partir de uno de sus libro de poemas "Sóngoro cosongo" de Nicolás Guillén, elegí dos poemas para jugar con ellos, Canto Negro, al leerlo en alto, los versos de este poema casi se cantan, por su musicalidad y el juego de palabras que hace  el poeta. 

CANTO NEGRO

¡Yambambó, yambambé!
Repica el congo solongo,
repica el negro bien negro;
congo solongo del Songo,
baila yambó sobre un pie.

Mamatomba,
serembe cuserembá.

El negro canta y se ajuma
el negro se ajuma y canta,
el negro canta y se va.

Acuememe serembó
 aé;
 yambó,
 aé.

Tamba, tamba, tamba, tamba,
tamba del negro que tumba;
tumba del negro, caramba,
caramba, que el negro tumba:
¡yamba, yambó, yambambé!

Escucha a  Nicolás Guillén recitando su poema


En este vídeo podemos ver al grupo Quilapayún, adaptando el poema, a los niños les puse un cassette, no pudieron verlos, era otros tiempos.



En el siguiente enlace, se explica detalladamente el poema
https://video.uia.no/media/t/0_dackcluq/36251  Tertulia literaria sobre el poema "Canto Negro"



A partir de de la último verso del Canto Negro, "¡yamba, yambó, yambambe!, vi una similitud con el primer verso del poema Sensemayá "¡Mayombe-bombe-mayombé!

De este poema escogí las tres primeras estrofas y la quinta que eran las que me daban juego para trabajarlo creativamente y dejé de lado el como se mata la culebra ya que es ese el subtítulo de este poema "Canto para matar una culebra".

SENSEMAYÁ
 (Adaptación)

¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!

La culebra tiene los ojos de vidrio;
la culebra viene y se enreda en un palo;
con sus ojos de vidrio, en un palo,
con sus ojos de vidrio.
La culebra camina sin patas;
la culebra se esconde en la yerba;
caminando se esconde en la yerba,
caminando sin patas.

¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!

---

Sensemayá, la culebra,
sensemayá.
Sensemayá, con sus ojos,
sensemayá.
Sensemayá, con la lengua,
sensemayá.
Sensemaá, con la boca, 
sensemayá...

---

Adaptación del poema Sensemayá





Cuando les leí  tanto el Canto Negro como Sensemayá  les llamó mucho la atención  esas palabras "diferentes" "nuevas" "inventadas" que nunca habían oído ni leído.

Los niños me preguntaban, y yo les contaba, (no existía internet) que como Nicolás Guillén  era de "color cubano",como él decía, ni blanco, ni negro, mestizo. Y como la mayoría de las personas negras provenían de algún país africano, por el comercio de esclavos, posiblemente fuese un lenguaje que utilizaban en la  zona de la que era su familia.   

Pero ahora pude saber que muchas de las palabras que incluyó tanto en el Canto Negro como en Sensemayá, no existen, son palabras sin significado o pseudopalabras que utilizó para musicalizar, jugar con el lector y trasmitirle sonidos al poema, para que "el poema, cante".

Esa musicalidad que tiene este poema fue la que motivó a los niños, y entre todos idearon una música, de percusión, que es a la que te lleva el poema y lo cantamos.

Para llegar a eso tuvieron que leer, releer,  memorizar, leer palabras totalmente nuevas, después recitarlas y por último cantarlas ejecutando la música. Fue una experiencia preciosa, tanto para los niños como para mi.

Nicolás Guillén, el Día de los niños 1984 


Bibliografía

Sóngoro cosongo y otros poemas                                              Alianza Editorial

En el año 1931, apareció en las librerías, que dió lugar de una carta en la cual Miguel de Unamuno entre otras cosas le decía: "He vuelto a leer su libro -se lo he leído a amigos míos-  y he oído hablar de usted a García Lorca. no he de ponderarle la profunda impresión que me produjo...Me penetró como a poeta y como a lingüista".
Guillén







Nicolás Guillén para niños                               Ediciones de la Torre

Es un recorrido por la vida, con un album fotográfico, además de una antología de su poesía pensada para niños.










Nicolás Guillén para niños y niñas       Ediciones de la Torre


http://www.canallector.com/21218/Nicol%C3%A1s_Guill%C3%A9n_para_ni%C3%B1os_y_ni%C3%B1as%E2%80%A6_y_otros_seres_curiosos#









Nicolás Guillén   Selección poética        Editorial Kalandraka

Esta selección poética bebe de cuatro títulos fundamentales en su trayectoria literaria: Motivos del son, Sóngoro cosongo, West Indies Ltd. y  La paloma de vuelo popular.



http://www.kalandraka.com/es/faktoria-k-de-libros/nombre-coleccion/detalle-libro/ver/nicolas-guillen-seleccion-poetica/



Por el mar de las Antillas anda un barco de papel   Nicolás Guillén    Lóguez Ediciones

Se reúnen en este libro varias composiciones de carácter infantil, que Nicolás dedicó a los niños.

domingo, 25 de junio de 2017

La RELAJACIÓN y los niños






Empecé a practicar la relajación con mis alumnos, en distintos cursos y en distintas áreas,  hace unos veinticinco años y, desde entonces, no dejo de sorprenderme lo importante que es, y los beneficios que les produce, si la practicamos regularmente.

Tanto me sorprende, que cuando me encuentro ahora  con antiguos alumnos, se acuerdan de muchos momentos, pero sobre todo los que están relacionados con la relajación.

En estos momentos la realizo en las clases de Educación Plástica,  que siempre las empiezo con una pequeña relajación.

Los niños al llegar al aula se preparan, poniéndose una camiseta, una camisa  o un  mandilón para no mancharse.

Se sientan, la música está sonando, ¿qué música?, no importa, lo importante es que nos guste a nosotros y que la percibamos como agradable, tranquila, relajante y eso hará que los niños la perciban de la misma manera.

Ejemplo de música que se puede utilizar.


A continuación apago las luces y digo "nos relajamos", utilizando una voz pausada y con la misma entonación,  en cuestión de segundos se hace el silencio, al ser algo que hacemos habitualmente ya lo tienen interiorizado, tanto que no perdonan el empezar la clase sin relajarse.


Algunos cruzan los brazos, apoyan la cabeza y cierran los ojos.



Otros se sientan con la espalda pegada al respaldo de la silla, manos en los muslos o cruzadas y cabeza mirando hacia el frente y ojos cerrados.


Empezamos,

Nos concentramos, vamos a "ver"  nuestra mano derecha en el cerebro y relajamos dedo a dedo, empezamos por el dedo meñique, vamos a  dejarlo relajado, como dormido, como muerto, después seguimos por el dedo anular vamos a dejarlo relajado como dormido como muerto y así seguimos por todos los dedos.

Después les digo que relajen toda la mano, que la dejen como dormida, como muerta y por último que relajen el brazo que lo dejen como dormido como muerto.

Esto lo repito también con los dedos, la mano y brazo izquierdo.

A continuación  relajamos los ojos:
Sin mover la cabeza y sin abrir los ojos, vamos a mirar lentamente hacia arriba, hacia abajo, hacia la izquierda y hacia la derecha.

Lo repito otra vez.

Más difícil todavía, mira lentamente hacia arriba, hacia la derecha, hacia abajo, hacia la izquierda y hacia arriba.
Lo repito pero al contrario, es decir, hacía la izquierda, hacía abajo...

Y  por último vamos a relajar las piernas, vamos a dejarlas como dormidas como muertas.

Vamos ha escuchar la música (un minuto) y tenemos que conseguir no mover ni los dedos, ni las manos, ni los brazos ni los ojos.

Cuento tres y salimos de la relajación:
Lentameeente uno, lentameeeente dos y lentameeeente tres.


Después de la relajación,  empezamos la clase de Educación Plástica, muchos más tranquilos y pudiendo concentrarse el el trabajo. 


Algunos de los beneficios de la relajación 

Tras una actividad física o intelectual, la relajación permite al niño alcanzar un estado de tranquilidad
y concentración para empezar la siguiente actividad.

La relajación sirve para disminuir el estrés muscular y mental.

Ayuda a aumentar la confianza en uno mismo, la memoria, la concentración, lo que permite mejorar la calidad del aprendizaje.



Otras técnicas de relajación

La respiración consciente: tenemos que inspirar por la nariz, bajar el aire hasta el abdomen y expirar por la boca. Es importante que reforcemos las explicaciones con gestos que el niño pueda imitar.




La relajación muscular progresiva de Jacobson: una de las técnicas de relajación más simples y fáciles de enseñar a los niños. El procedimiento enseña a relajar los músculos a través de dos pasos. Primero se aplica la liberación de tensión a ciertos grupos de músculos y, después, se libera la tensión y se dirige a la atención a notar cómo los músculos se relajan. Los niños lo entienden enseguida y se relajan muy bien.



Las visualizaciones: Utilizamos la imaginación para ayudar a la mente y al cuerpo a sentirse bien.
En el siguiente enlace tenéis imágenes sobre el  mar

https://www.educaixa.com/-/visualizacion-1   Educando dentro y fuera del aula -eduCaixa




Para ampliar

Tranquilos y atentos como una rana       Eline Snel      Editorial  Kairos 



El libro incluye  un CD. Es una buena guía para iniciarse en minfulness. Ofrece juegos y actividades para completar con las audiociones







Siete beneficios de aplicar técnicas de mindfulness en el aula

http://blog.tiching.com/7-beneficios-aplicar-tecnicas-mindfulness-aula/?utm_content=CMPBeneficiosMindfulness&utm_medium=referral&utm_campaign=cm&utm_source=facebook.com








lunes, 24 de abril de 2017

EL PLACER DE APRENDER. Philippe Meirieu































Philippe Meirieu es ante todo uno de los intelectuales franceses de la educación más influyentes de la actualidad, además profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad de Lumière-Lyon y ha dedicado toda su vida a la enseñanza y al estudio de la pedagogía.

Meirieu nos da una serie de pautas:



"El profesor debe ponerse en la piel del que aprende".

"Hace falta comprender que pasa el el cerebro del que aprende".

"No hay aprendizaje sin deseo". Pero el deseo no es espontáneo. El deseo no viene solo, el deseo hay que hacerlo nacer.

"Es responsabilidad del educador provocar el deseo de aprender". Es el educador quien debe crear situaciones que favorezcan este deseo".

El maestro no puede desear en lugar del alumno, pero puede crear situaciones favorables para hacer renacer ese deseo.
Estas situaciones serán más favorables si son diversificadas, variadas, estimulantes intelectualmente y activas, es decir que pondrán al alumno en la posición de actuar y no simplemente en la posición de recibir.

Imaginemos que propongo a alumnos de doce o trece años realizar un proyecto que consista en realizar en área de Tecnología una máquina clasificadora de canicas: de cristal grande, cristal pequeño y acero.

 Se van ha encontrar con un cierto número de problemas: encontrar planos de máquinas clasificadoras, encontrar textos que las describan, ver materiales, y decidir con qué materiales la haremos y cómo la construiremos... van apareciendo multitud de problemas.

El papel del maestro es encontrar el proyecto en el que aparezcan problemas que permitan construir conocimientos.

Muy a menudo la escuela da respuestas sin ayudar a formularse preguntas, da respuestas sin preguntas, mientras que el niño aprende buscando respuestas a las preguntas que se formula.
El objetivo de la escuela es que los niños  tengan que hacerse preguntas.

El problema de hoy es que estamos en la sociedad de lo inmediato, en la sociedad de "lo quiero todo enseguida", hace falta tomar conciencia de que la inmediatez no favorece la reflexión, ni la elaboración de un pensamiento complejo, ni tomarse el tiempo necesario para hacer las cosas. Hay que ir hacia una educación lenta, en la que se hagan menos cosas pero más profundamente.

La pedagogía tiene parte de responsabilidad de que en la actualidad no se enseñe a los niños que aprender aporta placer y satisfacción. Por eso es necesario que los adultos demuestren que el saber comporta placer.

También la escuela selectiva es generadora de este fracaso. La frustración reiterada de los alumnos provoca el abandono de los estudios.

Si un alumno no es capaz de superar algún tema o algún área en particular, habrá que "buscar" formas, para  que esa persona se enfrente a ese  problema y lo supere. Cuando supere ese problema infranqueable  habrá conseguido que su autoestima mejore.

Es también un gran defensor del  trabajo en grupo, él comenta que la escuela es un sitio en el que debe haber grupos articulados en función de los proyectos, así como tiempos individuales y tiempos en pequeño grupo. Es necesario multiplicar los tiempos de reagrupamiento en función de los objetivos de aprendizaje.

Preguntas que tenemos que hacernos al entrar en una clase:

"¿Qué les haremos hacer para que aprendan alguna cosa?

¿Qué actividad les vamos a proponer para permitirles acceder a un saber ?

Además de estar a su lado para ayudarlos y, a la vez, exigirles."


Enseñar para Philippe Meirieu, es siempre tener en mente el logro de la otra persona:

"Querer enseñar es creer en la educabilidad del otro, querer aprender es creer en la confianza del otro hacía mí"






Vídeo


La pedagogía de Philippe Meirieu.





Entrevista

"Los niños han olvidado que aprender aporta placer y satisfacción"

http://diarieducacio.cat/escolaestiurosasensat/2015/07/03/philippe-meirieu-los-ninos-han-olvidado-que-aprender-aporta-placer-y-satisfaccion/



Bibliografía


Una llamada de atención. Carta a los mayores sobre los niños de hoy
Meirieu, Philippe               Ariel

 El prestigioso pedagogo nos habla en esta obra de nuestra responsabilidad ante el futuro. Una llamada de atención sobre los desafíos más recientes de la educación: la crisis de autoridad, el uso de internet, el trabajo escolar, la idea del esfuerzo, la influencia de la publicidad, el dominio de la lengua...





En la escuela hoy                       Meirieu, Philippe               Octaedro

Esta obra no se trata del informe de una investigación, ni un ensayo filosófico, ni la enumeración de unos ejercicios; se trata de una "herramienta de formación", basada en la reflexión sobre los principios de una institución, el análisis de las tensiones constituyentes de una profesión.








Aprender sí. Pero ¿cómo?        Meirieu, Philippe                 Octaedro

Philippe se centra en esta obra específicamente en el acto de aprender. Denuncia cualquier planteamiento ilusorio y aporta ideas para que el maestro pueda elaborar, regular y evaluar su actividad.









Carta a un joven profesor.    Por qué  enseñar hoy    
 Meirieu, Philippe                  Graó


Este libro, breve pero acertado, está centrado fundamentalmente a maestro y profesores que se inician en la profesión docente. Aún así, merece la pena su lectura por todos aquellos docentes que reflexionamos sobre nuestro mono de enseñanza, en un momento donde la burocracia, las leyes educativas y los alumnos plantean necesidades diversas.








martes, 28 de febrero de 2017

LAS NEURONAS ESPEJO en la Escuela.


                                                   

                                             
Durante mucho tiempo la ciencia intentó sin éxito explicar la extraordinaria capacidad humana de comprender lo que los otros hacen y sienten, de entender las intenciones de los demás y reaccionar de manera adecuada a los actos ajenos.
El descubrimiento de las neuronas espejo (grupo dirigido por Giacomo Rizzolatti en 1991) inició una revolución en nuestra comprensión del modo en que al interactuar con los demás, usamos el cuerpo "los gestos, las expresiones, las posturas corporales", para comunicar nuestras intenciones y nuestros sentimientos.
Es precisamente gracias a las neuronas espejo las que explican la imitación y la empatía.

                                             Origen del vídeo de "Escuela con cerebro" 


La imitación
Los seres humanos nacemos dotados de mecanismos que nos permiten imitar acciones. Esto sugiere que la imitación constituye una importante herramienta de aprendizaje y que de forma


Origen del vídeo  "Escuela con cerebro"


natural e inconsciente , somos capaces de tener un conocimiento sobre los demás. Al observar una acción, las neuronas espejo de nuestro cerebro lo preparan para imitarla.

Por ello, en consonancia con el " vale más una buena imagen que mil palabras" , los docentes deberíamos asumir que el aprendizaje por regla general, se requiere menos explicaciones tradicionales (nos preocupamos en exceso por lo que queremos transmitir) y más tareas que fomenten la observación.

La imitación sin neuronas espejo estaría exenta de captar los estados mentales asociados y los sentimientos ajenos, por lo que representaría una mera representación de lo observado.

En el siguiente vídeo, el prestigioso neurocientífico Vilayanur S. Ramachan habla de las neuronas espejo "neuronas de la empatía" que permiten diluir la barrera entre los demás y nosotros y que son el fundamento de la cultura humana y de la transmisión del conocimiento.
Interesantes son sus estudios con pacientes que tienen miembros amputados y cómo, a pesar de ello, son capaces de sentir a través de la activación de las neuronas espejo.


                                                                                Origen del vídeo "Escuela con cerebro"


La imitación y la empatía en el contexto escolar

El alumno considera al profesor como un referente tanto en lo académico como en lo emocional.

La imitación puede ser espontánea o dirigida por lo que el docente puede guiar al aprendizaje y mostrar modelos en la resolución de problemas, al mostrar sus diversas formas de comunicación o a través de sus relaciones personales, intereses o motivaciones.

Y es que los docentes hemos de  asumir que las ideas, valores y actitudes que manifestamos en la enseñanza son tan importantes o más que los conocimientos.

Asimismo, como muestra de trabajo cooperativo, los alumnos con mayores facilidades para desarrollar ciertas tareas pueden colaborar con los compañeros que presenten mayores dificultades favoreciendo el progreso general.

El aprendizaje de las conductas y las respuestas emocionales requiere la imitación y la observación de reacciones ajenas,la empatía, que acaban conformando nuestra propia experiencia.

Con la imitación nos permite acceder al mundo mental de otras personas, las neuronas espejo posibilitan la interpretación de las emociones de los demás. Y esto constituye un requisito fundamental del comportamiento empático que caracteriza a nuestras relaciones.

A través de un proceso evolutivo continuo, la imitación a facilitado el aprendizaje cooperativo y la transmisión de la cultura.
Las relaciones interpersonales en el aula, no se limitan a la relación-profesor alumno sino también, sino a la relación alumno-alumno.
Los docentes, a través de la interacción con el alumnado, deberíamos gestionar el proceso de transformación del grupo fomentando el aprendizaje cooperativo o compartido.

Como las regiones cerebrales que contienen las neuronas espejo, se comunican con el sistema límbico* centro cerebral de las emociones y como este sistema guarda una relación directa con la empatía, los docentes deberíamos generar climas emocionales positivos.

*(la ínsula desempeña un papel importante en el comportamiento emocional. Está implicada en las sensaciones viscerales)


¿Pero qué es la empatía?

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-coloquio-educar-empatia/3155036/
(Coloquio en el que se explica y se habla de la empatía)

 La empatía es la habilidad de sentir con los demás, de experimentar las emociones de los otros, como si fuesen propias.

Es una forma de inteligencia múltiple, en el aula este tipo de inteligencia, es imprescindible, principalmente para los educadores.  Si somos capaces de enseñar empatía a nuestros alumnos, habremos hecho un trabajo excelente, dejándoles una enseñanza que les servirá toda su vida, incluso cuando ya no recuerden nada de las distintos estudios.

Es tan importante el utilizar la inteligencia interpersonal, porque a través de la empatía somos capaces de interpretar las necesidades y motivaciones de los alumnos llegando a comprenderlos.

 Y algo muy importante en el maestro, es aprender a ponerse en el lugar de los alumnos y ser capaz de interpretar la impresión que  les causo, esto será crucial para adaptar la manera de enseñar a las necesidades del grupo.

Una de las formas de la empatía es la imitación. El alumno aprende por imitación, siendo su profesor un modelo de comportamiento a seguir.

Un maestro empático generará empatía en sus alumnos y tendrá los recursos necesarios para desarrollar esta capacidad en cada uno de ellos.

Según el nivel de relación con los alumnos, dependerá en gran medida el éxito o el fracaso de éstos en los estudios, por eso es muy importante dedicar nuestra atención a las capacidades emocionales de nosotros los  docentes.

La capacidad empática no tiene nada que ver con la brillantez académica, ni con la capacidad intelectual.

La docencia es un trabajo cuya materia prima son niñas y niños, su finalidad es formar personas, autorrealizádas, creativas, entusiastas, felices,...

Y sin embargo nada de esto parece preocupar a los principales responsables de la educación .Solo quieren excelencia, ¿y que es eso?

Solo preocupa la formación intelectual, no interesa la formación humanística, ni la formación como persona.

En los centros educativos existe una gran preocupación por dar el programa. Los profesores viven agobiados por la burocracia, la disciplina, la estadística de los aprobados, que no exista fracaso escolar,..

Pero que el alumno se sienta integrado, desarrolle su creatividad y que en definitiva sea feliz, no parece ser el fin último de la educación.

Un maestro que no posea un alto grado de empatía, que haya olvidado por completo su niñez, dificilmente será capaz de ponerse en lugar de sus alumnos, no podrá solucionar de forma eficaz los conflictos de su clase, a menudo no entenderá el comportamiento de sus alumnos.

.

Finlandia : El método educativo basado en la empatía

Niños haciendo trabajos manuales bajo la atenta mirada de su profesor.  Imagen de Eudemic.com

Los niños empiezan a estudiar a la edad de 7 años cuando tienen madurez intelectual y emocional
Los dos primeros años de colegio los alumnos van a clase 4 ó 5 horas al día y tienen pocos deberes, desarrollan el juego con el otro donde no se fomenta en ganar.
Hasta 6º de primaria los niños suelen tener en la mayoría de asignaturas el mismo maestro.
Hasta 5º no hay calificaciones numéricas para no fomentar la competencia ni las comparaciones y ser mas empático.
La relación con el profesor es muy cercana porque no hay más de 20 alumnos por clase.
No se persigue la memorización sino la curiosidad, la creatividad y la experimentación, se fomenta la educación emocional del niño/a.
No se quiere transmitir información sino que es más importante aprender a pensar.
Los profesores trabajan en grupo, buscan la participación y la retroalimentación de los alumnos.
El profesor es evaluado y recibe feedback por parte de otros profesores más experimentados.
Fuente: http://www.unitedexplanations.org


Vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=bLDvz9pv0gw       (Empatía-Simpatía)


https://escuelaconcerebro.wordpress.com/tag/neuronas-espejo/      ( Neuronas Espejo, "de la página Escuela con cerebro. Un espacio de documentación y debate sobre Neurodidáctica")



Bibligrafía:




Cómo aprende el cerebro: las claves para la educación.
Blakemore, Sarah-Jayne;  Frith, Uta
                                                                                      Editorial Ariel
El cerebro, como el resto de nuestros órganos, se desarrolla mientras crecemos. ¿Qué y cuándo debe enseñársele a un niño o a un adolescente para obtener un aprendizaje óptimo? Este libro responde a esta pregunta.
Las autoras investigan el aprendizaje del lenguaje, las matemáticas, la música, las artes plásticas, las emociones y la sociabilidad; estudian las disfunciones que -como la dislexia- dificultan el aprendizaje y reflexionan sobre la verdadera de las nuevas tendencias pedagógicas como el aprendizaje temprano...





Las neuronas espejo: Los mecanismos de la empatía emocional.
Rizzolatti, Giacomo / Sinigaglia, Corrado.
                                                                                    Ediciones Paidós